13 Consejos Para Tomar Increíbles Fotografías Acuáticas

Publicado en julio de 2016

 

 Hace no mucho tiempo, la fotografía acuática era prácticamente prohibitiva. Comprarse una cámara acuática (hasta que salieron las desechables que daban para lo justito), era algo que estaba al alcance de muy pocos aficionados. Los tiempos han cambiado (y mucho). Ahora hasta hay smartphones que puedes sumergir bajo el agua sin miedo a estropearlo. Muy bueno, ¿verdad? Y si tenemos esa opción tan maravillosa, ¿cómo es posible que la dejemos pasar?En este artículo me he propuesto darte algunos consejos para que te animes a aprovechar esta oportunidad tan maravillosa que nos brinda la tecnología. Estos consejos te servirán tengas el equipo que tengas (con su correspondiente protección, por supuesto).

  1. Adaptación al medio

Antes de centrarnos en la materia fotográfica, permíteme que haga una parada en este aspecto (fundamental) de adaptación al medio acuático. Y cuando hablo de adaptación me refiero al equipo y al fotógrafo.

El equipo. Salvo que tengas una cámara acuática a tu disposición (felicidades, qué suerte) o un smartphone acuático, tendrás que protegerlo de su enemigo más feroz, el agua. Evidentemente. ¿Cómo? Existen varias formas:

Pecera. Esta opción es algo rudimentaria, por no decir bastante, pero si lo que buscas es hacer una fotografía mitad bajo el agua mitad fuera del agua, te vale perfectamente y lo que pones delante es un cristal y no un plástico, por lo que la calidad de la foto resultará algo mejor.

Cámaras desechables sumergibles. Esta opción es sólo para jugar un poco y divertirte, pues la calidad no da para mucho.

Cámaras analógicas sumergibles. Una posibilidad algo más sofisticada es una compacta analógica sumergible.

Fundas estanca. Son fundas de plástico blandas, para el smartphone tendrás que buscar una adecuada a tu modelo. Para las réflex y similares son más estándar, aunque tienes que tener en cuenta las medidas de tu cámara y el objetivo porque las hay de varios tamaños.

Para asegurarte de que funciona perfectamente, pues no es que sean la opción más segura del mercado, antes de sumergir tu smartphone o tu cámara bajo el agua, rellena la funda de papel higiénico y métela en un cubo de agua (fría, ¿eh? durante una hora o dos). Si el papel sale completamente seco, puedes meter tu equipo tranquilamente bajo el agua, si no es así, yo de ti hablaría con el fabricante y resoplaría con alivio por haber probado antes

Carcasa estanca a medida para réflex: por último tenemos la opción más sofisticada de todas, y más cara también (ronda los 300 euros), se trata de las carcasas para cámaras réflex. Tienes que buscarla compatible con tu cámara, pero para que te hagas una idea, vendría a ser algo como esto. Esta opción es la más cara pero también la más segura y el paso previo a equipos más profesionales.

Echa un vistazo a este video, es sobre una sesión fotográfica en una piscina. No son aficionados, pero te pueden dar ideas, ¿no?  Sí, también está en inglés, pero si no lo entienes, con las imágenes también puedes aprender mucho

Tú. Sí, sí, tú. Tú también tienes que adaptarte al medio. A la hora de realizar fotografías en general debes estar cómodo, relajado. Debajo del agua no iba a ser menos. La cuestión es que aquí se complica algo la cosa, pues no tenemos branquias. Si eres un experto submarinista estupendo (ahora bien, no te emociones bajando a muchos metros de profundidad con el equipo mencionado en el punto anterior). Si no lo eres, tendrás que pensar si te sientes igual de bien en el mar que en la piscina, si nadas con soltura cuando no haces pie, si cuando hay animales acuáticos todo tu cuerpo se tensa… Ten en cuenta estos factores a la hora de planificar tu sesión. Y ten también en cuenta que en una piscina el agua es mucho más cristalina. Si buscas nitidez… te recomiendo el agua clorada

Truco: para tu comodidad y para quitarte una preocupación, usa gafas de bucear que cubran la nariz.

  1. Ajustar antes los parámetros

Si te metes en el agua con una funda o una carcasa, olvídate de ajustar con facilidad los parámetros en el momento. Tendrás que hacerlo de antemano. Anticipa las condiciones y los ajustes que tienes que hacer y realízalos antes de sumergir tu cámara. Incluso si tienes un smartphone sumergible, pues las pantallas táctiles no funcionan bajo el agua.

Balance de blancos: ajusta el balance en modo luz de día, sobre todo si usas el flash de relleno. O directamente dispara en RAW y ahórrate una preocupación

ISO: procura poner el valor ISO lo más bajo posible, para evitar añadir ruido, el agua ya le roba bastante nitidez. Súbelo sólo si no tienes más remedio.

Apertura: el enfoque bajo el agua y con fundas de por medio no es de lo que se dice muy exacto. Evita las aperturas muy amplias, mejor utiliza entre f/8 y f/16 para tener una mayor profundidad de campo.

Enfoque: ni te plantees el enfoque manual, directamente ponlo en automático.

Velocidad: este parámetro dependerá de si quieres congelar el movimiento, como un splash, para el que tendrás que usar velocidades muy rápidas; o de si pretendes transmitir el movimiento, en este caso usa unas velocidades más lentas, como 1/15, por ejemplo, pero intenta estabilizar tu cámara lo máximo posible.

  1. Acércate

El agua es un medio que se interpone entre el motivo y tu cámara, a mayor distancia se verá más distorsionado, los colores se apagarán y el sujeto perderá protagonismo, cuanto más te acerques, más impacto tendrá tu fotografía. Sobre todo bajo el mar, donde el agua puede estar algo más turbia y donde si bajas a más profundidad pierdes mucha luz, acércate todo lo que puedas (siempre y cuando el motivo no sea un animal peligroso del tipo tiburón).

Foto de Elena Kalis

  1. Luz

Bajo el agua la disponibilidad de luz se reduce considerablemente y además esta reducción es proporcional a la profundidad. Si estás en una piscina interior necesitarás flash. En exterior, piscina o mar, cuanta más luz haya mejor, sobre todo si quieres bajar varios metros o si el agua del mar está un poco turbia.

Si dispones de poca luz, usa el flash o quédate cerca de la superficie. Acercarte mucho también es una buena opción, pero igualmente también tendrás que quedarte cerca de la superficie. Y, aunque la luz del mediodía no es muy adecuada para muchos casos fotográficos, en esta ocasión será una gran aliada.

En el caso de las fotografías en las que se incluye el fondo del mar y la superficie, lo mejor es a primera hora de la mañana, pues el agua está más tranquila (del mar, claro) y la luz es similar dentro y fuera del agua.

Superficie y fondo por Elena Kalis

  1. Cerca de la superficie

Te lo acabo de comentar, cerca de la superficie tendrás mucha más luz, además, a cierta profundidad comienzan a perderse los colores.

Estar cerca de la superficie también te permite, entre otras cosas, un retrato en el que el sujeto tenga el rostro fuera y pueda moverse con más comodidad, capturar reflejos y rayos de sol, fotografiar salpicaduras y lograr fotos como estas (todas de Elena Kalis).

 

  1. Utiliza todo tipo de accesorios

Introduce en el agua cualquier objeto que se te ocurra, desde una guitarra hasta un columpio. Los retratos fuera del agua ganan con accesorios como una lupa, un sombrero… imagina esto debajo del agua, el efecto es realmente impactante. Cualquier objeto cuyo lugar habitual sea fuera del agua convertirá tu imagen en espectacular.

 

  1. Vestidos

Cuando se trate de retratos, además de los accesorios de atrezzo, para lograr imágenes oníricas, de gran belleza, etéreas, impactantes… cuida mucho el vestuario. Los tejidos vaporosos son los que mejor se mueven dentro del agua y los que crearán mejores efectos. Elige también los colores en función de lo que busques transmitir. No dejes nada al azar.

Cuida el vestuario

Cuida el vestuario

  1. Composición

Estar debajo del agua no te exime de realizar una buena composición. De nada te servirá controlar parámetros como la luz, la velocidad de obturación, etcétera, si tu composición no es lo suficientemente buena. Cuídala (y mucho). Ahí residirá la diferencia entre una buena foto o una foto espectacular.

Mima la composición

Mima la composición

  1. Historia

Al igual que con las fotografías fuera del agua, tu imagen ganará en interés si cuenta una historia, porque sí, debajo del agua también se pueden narrar historias. También es una buena idea el realizar una serie, como la de Elena Kalis de Alicia a través del espejo que te he mostrado en la galería del punto 6.

Cuenta una historia

Cuenta una historia

  1. Mundo submarino

Además de todo lo que puedas aportar con tus modelos, accesorios o creando escenario, el mundo submarino está repleto de maravillosos tesoros, y no me refiero a los galeones hundidos con oro, sino a los tesoros naturales. Fotografiarlos da de por sí excelentes resultados, aunque también tienes la posibilidad de combinar 

Las posibilidades del mundo submarino

Las posibilidades del mundo submarino

  1. Inspiración

Te aconsejo que eches un vistazo a las galerías o conocer el trabajo de Bruce Mozert, Zena Holloway y Elena Kalis (de esta última me he servido para montar este artículo, seguro que ya te ha enamorado). También puedes pasarte a conocer las fotos de Adam Opris de boda y embarazadas.

  1. Planificación

Sin duda este es uno de los consejos más importantes. Para lograr una fotografía espectacular debajo del agua, planifica todo lo que puedas con antelación, ensaya (si es posible) la sesión, anticipa todos los inconvenientes que te puedan surgir y adelántate a las necesidades. Sin una buena planificación es posible que logres una foto interesante, pero será más fruto de la casualidad que del trabajo.

  1. Paciencia

Y este es el consejo estrella, además de creatividad, equipo sumergible, escenario, etcétera… vas a necesitar una buena dosis de paciencia (y pulmones) porque tus fotos no saldrán a la primera, ni a la segunda. Persevera y diviértete en el intento, de lo contrario tendrás una sesión frustrada y pocas ganas de repetir, y después de ver todas estas fotografías… no querrás que te ocurra esto, ¿verdad?

No te olvides de divertirte

No te olvides de divertirte

Comentarios

WhatsApp chat