Retándose a fotografíar cuando no hay motivación para hacerlo

Publicado en septiembre de 2019

La fotografía es un arte muy grato que nos permite observar el mundo de muchas maneras. Sin embargo, hay ocasiones en las cuales esa mirada está saturada, algo en nuestro interior no cuadra o simplemente hay un elemento que nos hace perder momentáneamente nuestra pasión de capturar imágenes. Muchas veces estamos desmotivados y hay que retarnos a superar ese estado por el bien de nuestro ser.

Los artistas somos personas que tienen una afinidad con los sentimientos muy grandes. Es por eso que al desmotivarse comenzamos a sentir frustración con nuestro trabajo y eventualmente a dejarlo caer en calidad, entrando en un irritante ciclo de sentirse mal y empeorar nuestra calidad por ello.

Pero en ocasiones, esas pausas no pueden serlo. Algunas veces tenemos que trabajar en nuestras peores condiciones, porque un cliente ya nos tiene separados en una fecha para un cubrimiento o estamos en la recta de entrega de un trabajo fotográfico comisionado. En estas ocasiones tenemos que sacar de nosotros para entregar el mejor resultado a nuestros clientes y que nuestra firma no se sienta afectada por nuestras caídas emocionales.

A la cima

Somos dueños de nuestro propio destino. Solo nosotros tenemos la herramienta para superar los obstáculos que nos llegan. Por eso traemos estos consejos que nos ayudan a recuperar a encontrar esa herramienta de motivación:

Motiv 001
  • Establecer un proceso: Uno de los primeros elementos que perdemos al desmotivarse es la habilidad de saber cómo cumplir nuestras tareas o inclusive actuar a intentar hacerlas. PErdemos el método de trabajo y hay que volver a concretarlo en algo físico que podamos controlar y establecer. Usualmente un listado, un mapa de flujo o unos cuantos párrafos explicando lo que queremos hacer son suficientes para poder actuar de manera rápida.
  • Metas claras y cortas: Relacionado con el paso de arriba, estos procesos deben ser claros con micro-metas que nos permitan sentir el avance. No podemos pasar de mirar el set a descargar las fotografías en un paso. Debemos tener esos pequeños escalones de manera general pero detallada. Algo estilo: 1- Configurar la iluminación. 2- Hacer correcciones. 3- Pruebas de tomas 4- Hacer correcciones…. Son pasos más generales, pero donde uno siempre puede ver que se avanza. ¿Es un cubrimiento? Entonces podemos crear metas de número de fotos en X situación o localización. Además de tener claro cuales son los momentos más importantes del evento a cubrir.
  • Comer algo que nos haga liberar dopamina: La comida es un gran aliado en nuestro proceso de motivación, ya que pequeñas porciones constantes pueden ayudarnos a obtener la energía necesaria para retomar nuestra concentración y felicidad en el trabajo. En mi caso, el chocolate es el alimento más efectivo. Sin embargo hay una gran variedad de alimentos que pueden generar estos incrementos de dopamina como lo son los frutos rojos, la zanahoria, las barras de cereal y algunos tipos de frutos secos.
  • Actuar con constancia: Muchas veces lo que nos desmotiva es una onda que nos afecta mucho,luego nada y luego de vuelta. Esto puede generar que en nuestro ritmo de trabajo aparezca una inconsistencia en nuestra forma de trabajar. Esto lleva a errores por la disparidad de los procesos. Por eso hay que mantener la constancia en todo el proceso. Debemos promediar nuestra eficiencia alrededor de un tiempo corto y ver cuál es nuestro mejor ritmo para ser constantes y sacar adelante nuestro trabajo.

Somos dueños de nosotros mismos. Siempre podemos salir adelante mientras enfoquemos nuestra meta a dar más cada día. La motivación que perdemos hoy será repuesta con picos más altos en un futuro. Así que adelante, que nuestra profesión es de persistencia.

 

 

Comentarios

Dejanos tu comentario:

*Tu correo electrónico no será publicado

*

*

WhatsApp chat